Terapia de Pareja

       La pareja es el mayor reflejo de nosotros mismos. Cuando vivimos en pareja surgen nuestras necesidades y carencias más profundas, si no estamos conscientes de ello, la relación se dificulta.

 

      La pareja no es responsable de nuestra felicidad y primero debemos conocer y cubrir nuestras necesidades por nosotros mismos, para estar en una relación donde no demandemos lo que nos falta al otro.


     Esta terapia ayuda a tener un proyecto de pareja coherente con nuestras propias necesidades, donde nos centramos en definir el proyecto personal y de pareja.

 

                   Temas como infidelidad, celos, diferencias en la educación de los hijos, distanciamiento emocional o problemas sexuales son conflictos que se pueden solucionar en la terapia.

   

 En  casos donde una pareja ha tomado la decisión de separarse, la terapia de pareja ayuda para sanar heridas, aceptar y perdonarse mutuamente, de tal forma que cada uno pueda seguir su camino por separado sin cargar con los conflictos de la relación. Cuando hay hijos en la relación, es de suma importancia llevar a cabo estas sesiones de terapia